Propiedades del aloe en el tratamiento de tumores (Parte I)

04.02.2016 00:08

El uso del gel de aloe vera en el tratamiento del cáncer. (Parte I)

El Aloe barbadensis es una variedad de planta con notable historia en el uso médico. Las investigaciones básicas realizadas hace dos décadas han comenzado a revelar el potencial farmacéutico extenso que presenta el Aloe, particularmente contra las enfermedades neoplásicas (cáncer).
Es de nuestro interés ir exponiendo en esta página, los resultados científicos obtenidos con los principales compuestos que componen el gel de Aloe vera y que presentan propiedades antitumorales. Hoy  comenzaremos con el acemannan, del cual ya hemos escrito en algunos trabajos anteriores y que continuaremos pues es una molécula que actualmente está llamando la atención de la comunidad científica.
Brindaremos su estructura y sus propiedades más relevantes encontradas en algunos experimentos científicos.

  • Acemannan

Es el nombre que se le da a la mayor fracción de carbohidrato, polisacárido o mezcla de polisacárido obtenida del gel de aloe. Este presenta dos funciones principales: Inmunomoduladora (reguladora del Sistema Inmune) y antitumoral.

Estudios en animales
Los principales mecanismos de acción del acemannan una vez que esta molécula ha entrado a nuestro cuerpo, es iniciar la activación de las células de nuestro sistema inmunitario. ¿Qué células? Principalmente unas denominadas macrófagos, las cuales son grandes en tamaño y su función es fagocitar (comer) bien sea a los agentes patógenos (bacterias, virus) ajenos a nuestro organismo o bien a células tumorales propias de nuestro cuerpo que han perdido la capacidad de controlar su ciclo normal de crecimiento. Estos macrófagos además, son encargados de secretar una amplia gama de moléculas conocidas como citoquinas, entre las que se encuentran la interleukina-6 (IL-6) y el factor de necrosis tumoral (TNFa), así como liberan Oxido Nítrico (NO) un compuesto esencial en el ataque a las bacterias que nos invaden.
El principal objetivo de la quimioterapia es reducir la incidencia del cáncer humano, bien sea por inhibición de los mecanismos que desencadenan estos desordenes celulares que terminan en tumores (carcinogénesis), o bien disminuyendo los niveles de exposición a los elementos que los causan y que se conocen como carcinógenos.
Se ha observado que estos tumores tiene como origen (entre otras causas) un cierto tipo de  “malformaciones“ en la cadena de ADN (aductos), causadas por los agentes carcinógenos. Estas “malformaciones” que alteran la estructura normal en doble hélice de la molécula tiene como consecuencia alteraciones posteriores en el ciclo celular.
En un experimento realizado con ratones, se evidenció que el empleo de acemannan en el tratamiento de estos animales, por una parte disminuyó la absorción celular del agente mutagénico causante de las tumoraciones y por otra, inhibió significativamente la ocurrencia de  “malformaciones” en la molécula de ADN en varios órganos.
Otros experimentos han demostrado que en un ensayo donde se implantaron tumores a ratones (sarcoma), el 40% de estos ratones tratados con acemannan desde el mismo inicio de la implantación del tumor, lograron sobrevivir. Una vez terminado el experimento, los tumores fueron extirpados y analizados. En estos tumores se observaron varias señales indicativas de un eficaz tratamiento con acemannan, entre las que están:
1.- Los tumores mostraron congestión vascular, una señal favorable ya que la falta o inhibición de la vascularización (vasos sanguíneos) en la región del tumor impide su migración a otras zonas, mecanismo conocido como metástasis.
2.- Además, estos tumores presentaban infiltraciones de leucocitos (células del sistema inmune), lo que evidencia una señal de activación inmunológica inducida por el acemannan, lo cual indica que las células tumorales están siendo reconocidas por nuestro sistema inmune para  ser eliminadas.
3.- La región central o núcleo de estos tumores estaban necrosados y hemorrágicos.
4.- Se observó una fibrosis periférica del tumor (encapsulamiento).
Otros estudios muestran que el empleo combinado de este polisacárido (acemannan) potenció el efecto terapéutico de los agentes tradicionalmente utilizados en la terapia contra el cáncer como son: el 5-FU (5-fluoruracilo), el DDP (cisplastin), CTX (ciclofosfamida) y el  ADM (adrenomedullin), reduciendo a la vez el efecto colateral adverso de estas drogas.
Se observó en estos tratamientos combinados con acemannan que el tiempo de supervivencia de estos animales se prolongó, así como se redujo el peso de los tumores.
En un estudio llevado a cabo con 43 perros y gatos que presentaban tumoraciones espontáneas y que fueron tratados con el acemannan por vía intraperitoneal, se observó que los tumores de 26 de estos animales mostraron evidencias histopatológicas de un ataque inmunológico por la presencia de necrosis e infiltración de leucocitos, 13 mostraron necrosis moderada a marcada, 21 mostraron infiltración de las glándulas linfáticas y 7 mostraron encapsulación del tumor. 12 de estos animales evidenciaron una mejoría notable por reducción del tumor, necrosis o prolongación de la vida gracias al uso del acemannan en el tratamiento.

 

Para leer el trabajo original, en inglés pulse AQUI

Buscar en el sitio

Contacto

Oscar Logroño 26006.
La Rioja.
España
683129430

Llámanos y atenderemos tu pedido.

"Aloe vera, el bienestar de lo natural"

Novedades

12.08.2018 12:40

Efecto del gel de aloe en la psoriasis

Cómo hemos escrito con anterioridad, el Aloe vera ha sido utilizado tradicionalmente para tratar...

propiedades y beneficios del aloe barbadensis